Monday, February 16, 2009

La Evolucion de la Sociedad.

Desde Darwin el comportamiento cooperativo y prosocial se ha visto como un accidente.

Se tuvo que esperar a la decada de los 70 con el trabajo del biologo evolucionista social Robert Trivers para que el problema del comportamiento cooperativo empezara a encajar con el resto del paradigma darwiniano.

Mucho antes ya se hicieron intentos de conciliar el comportamiento altruistico con el mundo natural.

Entre los mas famosos se encuentra el de Kroprotkin y su mutualismo o la ayuda de unos y otros para hacer frente a los peligros de la naturaleza.

Pero la imagen de la evolucion biologica, con su impronta competitiva, egoista, dura (el clasico adagio Tennysoniano "Nature, red in tooth and claw") que calo en el imaginario popular con ideologias sesgadas de la evolucion por seleccion natural aplicadas a la cultura y la sociedad, como el darwinismo social, y mas recientemente con libros de divulgacion ceintifica como The Selfish Gene; ha sido muy dificil de eliminar y los cientificos no acababan de interesarse por algo que veian como accesorio, anecdotico y accidental.

La verdadera caracteristica de la evolucion biologica se creia que era la superviviencia del mas apto, del mas fuerte.

Nada mas lejos de la realidad.

En el comportamiento biologico de multiles criaturas, desde las microscopicas hasta el ser humano, hay lugar para la generosidad, y en muchas ocasiones es el generoso quien tiene la estrategia ganadora.

Solo con el advenimiento de una mayor capacidad para la observacion sistematica del comportamiento propiciado por el avance tecnologico y formalismo matematico, las oportunidades que brinda el hacer comparaciones geneticas entre especies y vincular genes a rasgos fenotipicos, asi como la paulatina convergencia y "consilencia" teorica de diversas disciplinas; se ha podido mostrar como no solo el comportamiento cooperativo no es accidental, sino que es identificativo de muchas especies, inlcuido los seres humanos.

Las personas son capaces de sacrificarse, hasta incluso dar su propia vida, por ayudar a otros y mantener el orden social.

Lo que en el argot de la biologia comportamental teorica auxiliada por una miriada de disciplinas (economia, primatologia, psicologia, filosofia...) se denomina reciprocidad fuerte.

Pero aunque nos ha costado encajar la pieza de la cooperacion y el comportamiento prosocial en el puzzle evolutivo, no pensemos que todo es de color de rosas.

En la evolucion de la sociedad tambien se dan estrategias de egoismo puro.

El pasado Enero la Royal Society organizo una conferencia (de dos dias de duracion, 19 y 20) invitando a un grupo de expertos de todo el mundo en comportamiento y psicologia animal para debatir sobre la evolucion de la sociedad desde microorganismos, invertebrados, hasta el ser humano.

Uno de los ponentes, el psicologo cognitivo Marc Hauser, hablo de la tendencia de los seres humanos a comportarse de forma malintencionada y vengativa causando daño a otros arguyendo que dicho comportamiento ha sido seleccionado positivamente en el ser humano.

Se genera el comportamiento malintencionado y vengativo de la interaccion de multiples modulos cognitivos facilitados por las caracteristicas especificas del nicho ecologico donde el ser humano ha evolucionado.

Dicho nicho ecologico es un entorno irregular, en cuanto al acceso a los recursos, donde cualquier desviacion de la norma por un "free rider" (un contribuidor bajo al bien comun) debia ser castigado sino se queria sucumbir y perecer.

Los comportamientos de brutalidad son el reverso oscuro de los comportamientos altruisticos pero no por ello dejan de existir.

Pero sabes que es lo mas curioso.

Los mecanismos que han facilitado la cooperacion y el comportamiento social, y que en mi opinion preceden evolutivamente a cualquier acto enfocado a causar daño a otros, son los mismos que han favorecido las acciones malintencionadas.

Pincha aqui.

3 comments:

Carlos Suchowolski said...

Acabo de leerlo (porque el tiempo no da para todo, es una pena: con tanta información preciosa que hay por aquí y en otros sitios). Y bien, los hechos son incuestionalbles; otra cosa las interpretaciones que se puedan sacar (y hay por ahí algunas que sólo pueden ignorar los más molestos para sus propias teorías; pero eso es otra cosa). Los hechos están mostrando una y otra vez dos cosas a mi criterio muy significativas: (a) la imperfección de los mecanismos" "nacidos" del "proceso" desde el punto de una imaginable y lógica "perfección" de relojería orientada a la mera supervivencia (definida esta también desde un modelo "formal"/"intuitivo" supuesto), (b) la existencia de "tendencias" que se reciben como herencia y que tienden a prevalecer en tanto no se produzca algo "catastrófico" que las obligue a perderse en el curso del tiempo...
Creo, por tanto, que ninguna de las miles de conductas particulares observables en los individuos pueda servir para fundar una "teoría del comportamiento justo/justificable".
¿A tí qué te parece? ¿No ves, además, que la tendencia a hacer eso es lo que inviste de un carácter mítico a la ciencia: búsqueda de datos que permitan una extrapolación "orientadora", que de pie a justificar conductas como más humanas, rechazar otras por "inhumanas" y propender a reprimirlas en nombre de verdades que estén por encima del hombre, platónicas en fin, etc. etc. etc.?

En todo caso, los datos son muy interesantes sin duda. Y la obtención de los mismos, más allá de lo que "nos" mueva (a los investigadores) a encontrarlos y lo que unos y otros deduzcamos, es muy valiosa: para mí, lo bueno de la ciencia y... je... otra muestra de lo "positivo" de algo que se hace "sin absoluta utilidad" para la obtención del "objetivo necesario" (sobrevivir).
En fin... vueltas y más vueltas...
Un saludo.

Anibal said...

Yo creo que si que es util, y ademas necesario, que la ciencia elabore modelos de comportamiento de los aniamles incluidos nosotros y ademas se utilize como guia rectora.

Conocernos a nostros mismos como el dictum de Delfos decia si que puede servir de "feedback" para cambiar.

Aunque si que veo un problema, como bien apuntas, en el hecho de que los datos se extrapolen de forma muy laxa para justificar comportamientos como mas "humanos" y otros como "inhumanos".

Pero quizas es por la connotacion de lo que entendemos como "humano" algo asi como imbuido de caracteriticas y cualidaddes nobles y excelsas solo propias de una unica especie: la nuestra.

La forma en la que operan los modulos mentales evolucionados para servir un proposito adaptativo, es "sucio"

Pero si lo pensamos bien tambien es preciso e ingenioso. En el mismo saco vienen los defectos con las soluciones y nuestro sistema nervioso ha sabido compensar y equilibrar bien este maniqueismo.

Es tan propio del ser humano el asesinato como ayudar a otro.

Pero si entendemos que cuando alguien te hace un agravio hay una respuesta emocional no meditada de ira que la puedes regular e inhibir si piensas bien en las consecuencias de agredir a esa persona, el por que te ha ofendido etc. quizas saber como funciona mi "cerebro emocional" me puede poner en la pista de ser mas tolerante, comprensivo... y es aqui donde si que la ciencia puede tener un papel orientador.

Carlos Suchowolski said...

No disiento con lo que dices. Sólo que lo de "orientador" lo pondría bajo el microscopio. El conocete a tí mismo... precisamente, debería poner en guardia contra sus motivaciones oscuras y sus derivados...
Un saludo.