Monday, April 14, 2014

Disfunción verbal en la esquizofrenia.

Desde que Eugene Bleuler acuñara la palabra esquizofrenia para referirse a una devastadora condición psiquiátrica, una de las características de esta enfermedad es la distorsión del lenguaje.

Ciertos pasajes de la literatura medica son ya famosos porque recogen con claridad y precisión el desorden lingüístico que tipifica a la esquizofrenia.

Por ejemplo, este párrafo de un libro de Bleuler de 1911:

Siempre me gusto la geografía. Mi último profesor en la materia fue Agusto A. El era un hombre con ojos negros. A mi también me gustan los ojos negros. También hay ojos azules, ojos grises y de todo tipo. Le oí decir que las serpientes tienen ojos verdes. Todas las personas tienen ojos.
Este pasaje es de la investigadora contemporánea Nancy C. Andreasen:

Están destruyendo mucha tierra y ganado para hacer jabones. Si necesitamos jabon cuando tu saltas a una piscina de agua y luego cuando vas a comprar tu gasolina... mis amigos siempre pensaron que podían coger, pero lo más interesante para coger es gasolina y dinero.
El primer pasaje citado de Bleuler muestra la perdida del hilo conversacional, un efecto por el cual el sujeto muestra una ausencia de atención al tema central y una distracción hacia un tema intrigante como es el de los ojos.

El segundo párrafo de Andreasen indica algo mucho más serio como es la ininteligibilidad del lenguaje. El sujeto "escupe" una ensalada de palabras totalmente desconectadas entre si.

Muchos investigadores como Debra Titone de la Universidad de McGill de Montreal, Canada, intentan estudiar la representación neuronal del lenguaje en el cerebro de personas con esquizofrenia para entender mejor esta condición.

Tras décadas de estudio del lenguaje normal conocemos muy bien las normas de producción del lenguaje normal. No sabemos todo, pero con las diversas técnicas de estudio podemos entenderlo bastante bien.

Cuando se investiga la patología del lenguaje en condiciones como la esquizofrenia lo primero que se observa es que la estructura del lenguaje es aparentemente normal. Generalmente sigue las reglas de la gramática, la fonología y la sintaxis, pero parece desordenado y desencajado.

Titone y otros investigadores explican que esto es así porque desde los primeros estadios del desarrollo y maduración del cerebro los mecanismos del lenguaje están presentes, pero llegada la adolescencia tardía, cuando suele diagnosticarse la esquizofrenia, se alteran en su funcionamiento.

Las representaciones mentales del significado de las palabras están distribuidas por todo el cerebro y lo realmente complejo es acceder y usar estas representaciones para producir el lenguaje.

Durante una conversación la mayoría de las personas actualizamos estas representaciones almacenadas de forma distribuida por todo el cerebro para comprender el lenguaje.

Pero en personas con esquizofrenia esto es un problema. Se produce lo que se conoce como "perdida de asociaciones" como que, por ejemplo, las palabras se escogen no porque tengan sentido sino porque la personas las asocia con otras palabras. Este es el caso del hombre de la primera cita de Bleuler.

Se cree que las personas con esquizofrenia tienen problemas de acceder y movilizar la información semántica almacenada. No tendrían problemas con el almacenamiento de la información, pero Titone añade otra posible explicación. El significado almacenado se basa en la experiencia del mundo y las personas con esquizofrenia tienen una experiencia del mundo distinta de las personas sin esquizofrenia, quizá por esto el significado se altere y por tanto el almacenamiento tenga un papel contributivo en la explicación de los desordenes lingúísticos en la esquizofrenia.

Otro aspecto clave en las disfunciones verbales de la esquizofrenia es la afectividad. De acuerdo con los síntomas negativos de la enfermedad las personas con esquizofrenia tienen un estado anímico bajo y apático. El psicologo Kim Mueser de la Universidad de Boston añade que los esquizofrénicos sienten emociones, pero que al no poder comunicarlas se encuentran en una situación angustiante incapaces de comunicar lo que sienten y piensan.

Es el orden, y la belleza del lenguaje, dice David Noonan, lo que hace del lenguaje lo que es. Es el continuo esfuerzo de los científicos por entender cómo este maravilloso regalo se les ha privado a las personas con esquizofrenia y si se puede, un día devolvérselo.


-------------------------------------------
ResearchBlogging.orgNoonan, David (2014). Language: Lost in translation: Unravelling the mystery of verbal dysfunction in schizophrenia could yield clues to the nature of the disease. Nature