Sunday, October 11, 2009

Agora: Mentes abiertas.

Por que tendria que escribir otra entrada de blog de entre las decenas o cientos de entradas que se han escrito sobre la pelicula Agora desde que se estrenara comercialmente sabiendo que estas han podido tocar todos los angulos y puntos de vista de la trama, personajes, y hechos historicos que refleja.

Por una simple razon.

La variedad sobre la variedad promueve la creatividad.

Hay dos de estas entradas que me han gustado especialmente ( aqui, aqui y aqui)

Mucho se puede discutir sobre la falta de datos historicos sobre la vida y obra de la filosofa, matematica y astronoma Hipatia que reduciria la pelicula a un mero ejercicio de ficcionalizacion y elucubracion del cual nada se podria extraer a menos que sea un juicio estetico sobre el savoir faire de Amenabar como cineasta.




Pero yo me quedo con la plausibilidad logica de la narracion de unos hechos cuasi-historicos de la vida de una mujer que llevados a la pantalla grande precisamente ahora, despues de unos 2000 años, siguen dandonos lecciones y retandonos como sociedad:

a) La lucha contra la intolerancia y el fanatismo.

b) El pensamiento esceptico y racional frente al dogma y la autoridad incuestionada

c) El papel de la mujer en la sociedad.

12 comments:

Carlos Suchowolski said...

Sólo voy a señalar un punto que me parece decisivo en relación al hecho mismo de la película (que vi), y es que como sucede siempre no es casualidad que tenga grandes dosis de pedagogía y simbolismo; dos de los ingredientes de las malas creaciones "artísticas". Esto llena la película de lugares comunes o eufemismos, de símbolos simples "a la mano", construcciones muy del "realismo socialista" por cierto y básicamente mediocres.

No es casual, es obvio, con una voluntad de imponer al espectador una adhesión ideológica antes que provocarle "una nueva conciencia" en el sentido de lo que provoca la buena literatura y las buenas narraciones artísticas y dramáticas.

Una buena narración deja pensando en lugar de arrancar aplausos y rechazos, "confunde" y "conmueve" antes que solidifica posiciones dogmáticas.

Para mí esto es lo central. Lo demás va saliendo si tomamos los detalles uno a uno.

Anibal said...

Una impresion legitima Carlos, pero tus mismos argumentos no crees que se te pueden volver contra ti.

A ti la visualizaicon del film te ha provocado tu posicionamiento politico (no sé si dogmatico) por que?

No juzgo la "ideologizacion" historica que pueda presentar el film, a mi solo me conmueve el mero hecho de presentar el mundo antiguo con una cierta objetividad que echaba de menos en el cine.

Po otra parte si tu interpretacion es correcta la "personificacion" de Hipatia no esta alejada del imaginario politico de un cierto lado del espectro politico (izquierda) qué hay de malo si estos lo utilizan como supongo el el otro lado utilizara otros personajes en su imaginario

Carlos Suchowolski said...

Como dije: la intencionalidad de mensaje empaña la calidad del arte, igual que sucede con la seudociencia, que hace lo mismo y empaña "su" ciencia. La intencionalidad de dar un mensaje de hoy en base a estereotipar el pasado es algo muy propio de la "estética" del realismo soviético (Einsestein, que lo defencía), aunque ya estaba presente en el pedagogo Sócrates y su "prohibición de la poesía" que no se pusiera "al servicio de la polis".

Eso no es "objetividad" sino lectura ideológica.

Que se me vuelva contra mí ¿qué? Yo no pretendo ni hacer discípulos ni formar un movimiento ni que la gente se quede con slogans que después pueda repetir en sus "debates de café", últimamente muy pijos por cierto. En todos los discursos hay mensaje, pero una cosa es que surjan de la narración rica y otro de "cartelitos" intercalados que dicen "lo que hay que pensar" acerca de lo que se ve... Amenabar podía haberse restringido a lo primero, pero... como no se fía de las masas... de su "alienación", opta por aportar "su conciencia iluminada", "de vanguardia", etc.

Mi apunte iba por ello no a las "falacias" "objetivas" (no tengo datos ni mínimamente suficientes de los hechos narrados) sino a la pretensión e intencionalidad en tanto dejan la película reducida en sus valores artísticos.

Pero bueno, si hoy se dan premios nobeles como él que le tocó a Obama, qué se puede esperar del arte...

Un saludo.

Anibal said...

M encanta tu posicion critica Carlos y yo no voy a ser quien defienda el alcance soiopolitico de los proyectos cinematograficos de Amenabar (asi que Amenabar ya sabes!)

Pero solo un apunte.

En muchas obras de arte todo es "politica".

No como "politizacion del arte" sino como obra de arte que entra por los ojos para conmover el "espiritu"

Por cierto, el Nobel de Obama no es tanto por o para Obama como por America para que se vuelva una superpotencia mas sensible con los problemas que en su adminsitracion anterior habia creado y de solucion viable a otros como el cambio climatico etc.

Carlos Suchowolski said...

Hola.
Sin ánimo de extender per eternum la polémica, y ten por seguro que con el mero ánimo que me inspira mi consideración por tu pensamiento, que he valorado desde un principio (o no estaría aquí -sirva esto de prueba-), me encantaría lograr hacerte comprender "bien" mi posición (siempre que ello sea posible y hasta cierto punto que yo calificaría de suficiente).

a) para mí, todo lo que el hombre produce como cultura es... "político" en el sentido literal y conceptual del término. Sencillamente porque responde siempre a las exigencia de la polis o mundo. La peregrina y autoengañosa idea que permite revestir esos productos de "supra-humanos" (conceptos universales, divinos, absolutos, eternos, propios de una humanidad ideal, esencial o futura... etc., y por ello también "supra-temporales" o "supra-histórico-sociales" si se prefiere) es puramente un intento en falso de apaciguar la angustia humana con veleidades inalcanzables (La Verdad, por ejemplo) y ocultar la vocación dominadora que pasa por la dominación de "los otros" (cuya definición se hace a partir... de "los unos" o "nosotros").

Por ende, no es el carácter "político" el que critico en "Ágora" sino su intento de hacerla pasar por "verdadera", y critico la consecuente adhesión pública a ello como "objetividad" cuando lo que esto oculta a su vez es una "identificación" no casual con la defensa de unas posiciones positivistas y dogmáticas por encima de la honestidad expositiva o narrativa que debería ponerse por encima de todo en arte y en ciencia... den los resultados que den y no buscando unos resultados que están predefinidos y que "hay que dar". Lo que critico es la pretensión autoengañosa y objetivamente desconcertante (o sea: no elucidadora) de ópticas que se ponen al servicio no sólo de La Idea sino incluso de La Estrategia (del Gran Hermano, claro), con la que "curiosamente" encaja. ¿O no está suficientemente a la vista? ¿O vamos a "darlo" por una "pura casualidad"?


(sigue en comentario aparte por "muy largo")

Carlos Suchowolski said...

(sigue del anterior y perdona:)

Los detalles darían aún más significación a las generalidades que señalo en cuanto se estudiaran o al menos se repasan uno a uno los trucos "estéticos" que Amenabar emplea con escasa creatividad aunque bastante "oficio" -o cocina, como el de los best sellers que se devoran en el metro-, algunos más que remanidos, simples y hasta burdos, muy "pedagógicos" o "de moraleja", muchos robados sin creatividad ni desarrollo de los manuales de cine, como los de Einsenstein, o sea, de los de un cine de 1917-34 que sentó cátedra y fue útil a ciertos regímenes tan criticables como el que Cirilo conquista... y que se puede conquistar NO en base al fanatismo religioso sino TAMBIEN al cientifisita y racionalista, como demostraron Stalin, Hitler, Pol Poht, Mao, Castro, etc. Por ejemplo: uso e incluso abuso de "cartelitos" de apoyo que pretenden orientar al espectador, imágenes del "progreso espacial" como si sinónimo de "verdad" y forma "dialéctica" de vincular a Hipatia con el Positivismo y separarla del "mito", reduciendo la ciencia racionalista al empirismo que todos sabemos que de "verdad absoluta" poco tuvo a pesar del racionalismo que tenía detrás (Feyerabend tiene unos apuntes incontestables sobre el "empirismo" de la brujería que supongo conoces), la jugada de la doble suela de ¿amianto? que el monje se quita después de atravesar el fuego; la explicación psicologista del miedo y de la mentalidad "inconsecuente" que se manifiesta en la religiosidad pagana, en el fondo más "pegada a tierra" o más "humana" que lleva a la inocencia a la vez que a la duda y por ende a... quemarse...; y que permite el florecimiento de una visión como la de Hipatia en opocisión al oscurantismo que representaría en exclusiva la visión cristiana; la idea de que la fidelidad a la "verdad revelada" es poco menos que ciega en un lado del campo de batalla mientras que en el otro habría -¡en sí mismo (y no en este u otro caso particular)!- "más juego" para el futuro idílico representado por el "triunfo de la Ciencia" y del racionalismo (lo que la Historia como ya señalé antes se ha encargado de desmentir: porque el problema NO es el contenido de las ideas SINO el hecho de que sean El Mito conductor con sus correspondientes slogans, y esto es lo que equipara "La Razón" a "La Revelación" y a "La Ley", y lo que... je... je... hace de la peliculita de marras un hito más del mito pequeñito que nos hace sufrir por... el número de votos que lleva y probablemente lleve a las urnas... (bueno: los que lleva tanto unas papeletas como otras en realidad, lo que es otra cuestión más de fondo que nos pondría de frente con el problema... "de fondo" del ser humano... cosa que dejo aquí por exhaustivo, como me agradecerás sin duda).

b)Lo de Obama merece sólo la consideración de que expresa el grado de vaciamiento de los conceptos y palabras que sigue ahondándose. Considero normal que se de un premio de utilería a un pesonaje de utilería. Sólo lo resalto o lo pongo en evidencia: expresa lo que hay, el mundo en el que estamos, el mundo que se ha construido por todos los sucesivos actores desde que aparecieron los simios... o la vida misma... Expresa tan sólo una evidencia para mí y no un acto que deba ser juzgado desde "las alturas". Claro que el mundo idílico que me gustaría que existiese no tendría... "estos" seres humanos al menos no "tantos" ni "en el poder" (mundo idílico que por cierto doy por imposible por muchas razones además de saberme en la falta de todo derecho para imponérselo a nadie y, a la vez, de tanto derecho como el que se atrubuyen los demás)

Por la amistad que nos une en la honestidad, nada más.
Un saludo.

egoitzmoreno.com said...

yo sólo decir que (y cito textualmente) frente al dogma y la autoridad incuestionada, me niego a ver la que, sin ninguna duda, será una patraña de peli. lo dice uno que, tras tragarse "mar adentro" decidió poner al amadísimo y admiradísimo amenabar en la lista negra.

por supuesto, esta postura implica no dar demasiadas explicaciones al respecto.

y eso que, lo reconozco, me gustó "tesis".

un abrazo, anibal!

Anibal said...

Gracias por el comentario Egoitz.
Bueno, tu introduces otro factor a la discusion: el criterio cinematografico.

Como tu eres cineasta y eres colega confio en tu criterio (aunque no lo explicas demasiado)

Pero en serio, vete a verla aunque sea para para criticarla.

(Creo que ese es el problema del cine en general. El unico producto comercial que pagas antes de saber si quiera si te va a satisfacer)

Otro abrazo para ti, Egoitz

Anibal said...

Que tal Carlos? encantado de departir contigo sobre todo si estas en contra de lo que digo. Seria muy aburrido solo comentar posts que son agradables con lo que uno dice.

Como matiz final solo decirte que aunque el arte tiende al conocimiento este no es equivalente al conocimiento que se peuda extraer de un experimento cientifico de una meditacion conceptual de la filosofia sobre algo etc.

Creo en la tercera cultura la union de las humanidades (arte inlcuido el cine) y la cultura cientifica pero hasta que esta no este completada no creo que el arte en general pueda revestir algo mas alla que un mero "puzzle" a nuestros sentidos... por eso no debemos esperar estricta objetividad, "drama" sí. Y como drama (en el sentido griego y filosofico aplicado a las artes escenicas) a mi me ha conmovido la pelicula de Amenabar.

Carlos Suchowolski said...

Bueno... ¿qué se puede decir cuando no me cuestionas lo que creo haber apuntado como fundamental para mí, aunque fuese: para mí no lo es por... lo que sea (yo que tú releía mi pequeño-seudo-ensayo)? En fin, no pasa nada... quizás yo tenga más cine en el cuerpo que tú, por lo que sea (llevo yendo al cine desde los 6 años a razón de 1 o más pelis por semana, a lo que se suma la tele y los videos). Además, pretendo ser escritor y mal que mal algo he conseguido en un ambiente reducido por cosas de la temática y de la subtemática, que no da mucho de sí en general la primera, y menos, en el propio fandom, la segunda. Bue... no me quejo: es mi elección. Pero creo que tengo sensiilidad para juzgar el arte y puedo demostrarlo punto por punto. Ägora no merece un análisis y no lo haré. Si me estaba desgastando un poco... en fin... ya lo dije y no me repetiré porque a ver si se pensará que estoy haciendo la pelota. Pero tampoco quiero llegar al "martillazo" nietzscheano, que a veces parecería, aunque inconsecuente, ser necesario para sentirME bien.
Un saludo y déjalo como está. Ya hablaremos de otras cosas donde los intereses estén más solapados. Aunque me consta que las disidencias en algo no son casuales ni por tanto "tormentas en cielo despejado".
Un saludo cordial.

Anibal said...

Nunca cerremos un debate en falso Carlos.

Pero si te quejas de que tu interlocutor no ha señalado lo mas impotante de lo que has dicho en su contrareplica, lo que hay que hacer es señalarlo.

No creo que Amenabar sea comparable a Riefenstahl en el sentido de que su cine sea propagandistico ni mucho menos.

Tampoco creo que sea equiparable el mito tradicional a la ciencia, que muy probable tenga sus mitos pero no es identico.

Tambien a mi me gusta el cine (aunque soy mas bien de la formula Hollywood: palomitas y cocacola, que tampoco esta mal en sus aspectos intelectuales segun qué e incluso a veces mas porque la pirotecnia de los efectos especiales presenta las ideas de una forma visual mucho mas grata. Imaginemos la angustia del cochecito cayendo por la escalinata de Odesa con una camara aerea de ultima tecnologia)

Carlos Suchowolski said...

Muy bien, valoro en mucho tu actitud, pero sin duda, para llevar el debate (este y otros) a algunas conclusiones, se necesitaría mucho y en todo caso mis argumentos aunque en una extensión que no puedo pedir a nadie que aborde si tiene poco tiempo y no un interés fuera de lo normal (que ni se me pasa por la cabeza pedir). Por eso habrá que dejar en cierto modo las cosas así... tal vez por el momento. Los enfoques vuelven a salir una y otra vez en uno u otro tema. Somos ser necesariamente rituales. Creo que eso nos orienta hacia el mito. La ciencia "en sí" no lo es, y yo no digo eso si lees con cuidado y si se desprende eso es porque... para mí no existe ni la ciencia "en sí" ni "en sí" alguno. Pero la ciencia real, la que se publicita, la que busca hacer adeptos mediante la popularización, la que se practica a sueldo y da prestigio y premios... esa se expande del supuesto (imaginario, reductivo) "núcleo" puro hasta convertirse en mito y actuar como tal.

Como ves, estoy tocando LO importante (lo remarco por si acaso, aunque creo que un buen lector es capaz de extraer lo crucial de lo anecdótico, con lo que, obviamente, de paso te contesto; y lo hago sorprendido de que me haya pedido eso que yo imaginaba que serías capaz de ver y extraer; es más, lo sigo pensando en honor a lo que te valoro y he visto, y por eso, por eso, por eso: creo que no lo haz querido ver ni extraer y por ende contestar. Cosa por otra parte que estás en tu derecho, pero que yo considero, con el riesgo obvio de equivocarme, que es un subproducto ideológico -en un sentido, aclaro por las dudas, en absoluto peyorativo sino descriptivo-). Y así, también he contestado, secundariamente, a otro aspecto para mí también importante o significativo (siento consierarte un especímen de mi laboratorio, pero eso hago, lo confieso, así como me entrego a mí mismo para idéntico uso).

Pero en todo hay grados, y así como te considero a distancia relativa de otros "especialistas" (descriptivamente hablando de nuevo) tampoco equiparo totalmente a Amenabar con un responsable de propaganda nazi o stalinista. Sin embargo, sí que compone un cocktel a mi criterio en donde los porcentajes se reparten. Einsestein era un genio, y superior a Amenabar en gran medida... pero el maniqueismo lo utilizaba con gran arte (más que nuestro "amigo") y dentro de los límites de su convencimiento ideológico (más honestamente incluso de lo que lo hizo a mi gusto Amenabar, quien incluso se reviste de "objetivo" y "científico" para colar cosas a sabiendas de que las tartaba como a iconos simbólicos con fines pedagógicos o inculcadores).

En fin, no pude evitar decir lo que pensaba (sin decirlo todo) y si quieres seguimos o lo dejamos para que salga. No lo considero grave sino sintomático y un tanto inevitable. Tal vez un día podamos intercambiar ideas de un modo más ordenado y sobretodo fijando estaciones superadas. Los blogs permiten exponer pero no debatir, lo tengo comprobado. Y al final, se hace todo pesadísismo y confuso; algo que el pueblo ha sabido resumir muy bien con la familiarísima alegoría del "diálogo de besugos".
Un saludo afectuoso de verdad.
Carlos.