Friday, September 19, 2008

Woody Allen y la poligamia.

Reconozco que no tengo ni idea de la particular
filosofia del cine de este cineasta neoyorquino llamado Allen Stewart Konigsberg, pero rebautizado como Woody Allen.

Sinuoso en sus trabajos, que se deslizan por el collage de gags muy hilarantes y absurdos pero sin estructrua argumental clara de sus primeras peliculas, sus criticas cinicas y satiricas de la politica en Bananas, sus ejercicios de exorcizacion psicoanalitica de peliculas llenas de personajes existencialmente dubitativos, que cuando el propio Allen es un personaje mas quizas los demas solo sean prolongaciones de sus fobias, hasta sus odas paisajisticas a su querida ciudad Nueva York (que ultimamente vienen siendo Londres, Barcelona y Oviedo), o las geniales peliculas de culto (por lo menos para mi) como Annie Hall (¡toda una obra maestra!); Allen es capaz de lo mejor.

Pero si desconozco la filosofia del cine de Woody Allen, mucho mas quien le ha influido cinematograficamente hablando.

Aunque Fellini, Bergman, o Kurosawa son mencionados en algunos dialogos de sus films.

Como era de esperar el sexo es una constante tematica que se reinventa a si misma en la cinematografia de Allen, con mayor o menor fortuna, segun los criticos.

Pero esta ultima mirada alleniana (que no "alienada" como podria leer algun puritano) al sexo, puede que en los salones intelectuales, entre los mas "cool", intelectualoides etc. de mucho de que hablar, como ya lo hizo otras veces.

No obstante, esta vez cuando vayan a hablar de la poligamia en la cola del cine con su novia, a la que querran impresionar, al salir del cine, o durante, antes de que Allen se materialice en sus conciencias como pepito grillo y les corrija, lean esto y esto por favor.

2 comments:

Alfredo said...

Anibal, sigo este blog desde hace algunas semanas, y encuentro aquí muchas entradas interesantes. Sin embargo, hay algo que me tiene intrigado: la ausencia total de tildes. ¿Es esta rebeldía con respecto a las reglas de acentuación una conducta deliberada con una intencionalidad reivindicativa? Tal como, por ejemplo, cuando Juan Ramón Jiménez decidió utilizar la j para el sonido velar y sordo en palabras como jirar, antolojía o jenio. Creo que hay palabras que sin la tilde tienen un significado confuso. En fin, es tu blog y tú decides.

Un saludo cordial

Anibal said...

No, para nada, solo pereza, y un mal habito.
Ya ha habido gente que me llamado la atencion por esto mismo. Que solucion he encontrado. Un discliamer al final de la pagina.
Un saludo.