Friday, December 25, 2009

Neurobasura.

"Neurobasura", "neurohiperbole", "neuroengaño"... son terminos diversos cuyo minimo comun denominador es el escepticismo con el que se mira a la creciente incorporacion (o para algunos intromision) de la neurociencia, y ciencias auxiliares, en areas o disciplinas donde hasta ahora parecia que nada tenia que decir.

Es verdad que todavia nos falta mucho por conocer del cerebro humano.

Como se desarrolla y madura, el modo en el que por envejecimeinto, trauma o enfermedad sufre alteraciones en su estructura modificando el comportaminto de los individuos...

Como de la vasta interrelacion entre las mas de 100.000 millones de neuronas se produce los procesos mentales de alto nivel desde el lenguaje hasta la conciencia etc.

Como de la mente/cerebro del individuo se construye la comunidad de mentes que es la sociedad.

Como percibimos, como razonamos, como decidimos moralmente... si somos responsables de nuestras acciones, si tenemos libre albedrio... de donde procede la estetica, los valores.

Una cosa esta clara entender el cerebro es entender todas estas cosas.

La posicion mecanicista y fisica de aproximaicon al estudio del cerebro dejando atras posturas metafisicas irresolubles de la filosofia traddicional como el dualismo que hacian imposible pensar como la individualidad, el "yo", la mente se implementan en el mundo natural ha avanzado a pasos de gigante en los ultimos dos siglos si tenemos en cuenta la laguna de ignorancia que ha rodeado la biologia de la mente.

Es en la biologia de la mente donde se ha de encontrar respuestas a los interrogantes mas grandes de nuestra condicion humana.

Es por ello que es ilogica la postura de los "neuroescepticos" como se llama a quienes no creen que mirar al cerebro pueda dar contestacion a dichas preguntas.

¿Por que?

Porque es en el cerebro donde residen los procesos y las causas de aquello que nos hace humanos y pensar que porque actualmente desconocemos muchas cosas del funcionamiento de este gran organo no debemos perfecionar lo que conocemos y explorar lo que no; es una gran equivocacion.

Las tecnicas para observar y experimentar sobre el cerebro y por tanto ver la causalidad de este a la hora de construir la mente, el estudio con pacientes y de ahi la posibilidad de inferir teniendo en cuenta las areas lesionadas que funciones han desaparecido (neuropsicologia), la incorporacion de la biologia y mas tarde la genetica para determinar las bases moleculares de las enfermedades mentales nos ofrecen mas esperanza que escepticismo en seguir aumentando neustro entendimiento del cerebro.

No obstante, todavia hay gente que frunce el ceño cuando oye hablar de algo que comienza con el prefijo "neuro".

Pincha aqui.

2 comments:

Carlos Suchowolski said...

Modestamente, yo creo que los "neuroescépticos" deben pertenecer al movimiento de hecho de los miembros de las demás disciplinas que se ponen celosos y/o "de uñas" frente a quienes los amenazan. Esto ha pasado siempre entre los "colectivos" académicos y cada vez más (la sociología desde Feyerabend y Mills ha tratado estos asuntos aunque un tanto confusamente, pero poniéndolos sobre el tapete): lucha por el poder o por conservarlo, rol intrínseco de todo discurso científico-disciplinar (tratados por Foucault), y burocracia cultural refugiada en las reglas de la investigación.

Se hace creo y por ello más buena ciencia cuanto más marginado sea el campo o más nuevo y más se deba abrir paso para legitimarse. Son los que mejores frutos dan.

Pero, yo creo que muchas cosas no se sabrán por el hecho de que se sepa que responden al "botón rojo" o al "verde", que es lo que se busca como piedra fisolofal en general en las ciencias positivas (en todo caso se destaparán pistas y sugerencias para la post-intuición, que ella sí es capaz de elaborar "exlicaciones" y "narraciones" obviamente causales de plena riqueza).

Más que "saber" las ciencias de detalle lo que proveen son heramientas para la acción (terapeutica, bélica, social, etc.)

¿Tú cómo lo ves?

¡Por último: vaya un brindis de fin de año por uno nuevo lleno de cosas sorprendentes sean las que sean y vengan de donde vengan!

Anibal said...

Es muy cierto que cuando se producen revoluciones cientificas á la Kuhn, que cambian de paradigma, los viejos adalides del "status quo" son reacios y se resisten.

En esto tienes toda la razon.

Pero creo que van a tener que aceptar la influencia del conocimiento del cerebro y sus repercusiones en mas de un area o disicplina (hasta ahora inconcebible que fera a verse influenciada por lo que podemos conocer del cerebro)

"Cheers" por el deseo y brindis y la felicitaicon de año nuevo.