Monday, March 01, 2010

Neuroarquitectura, espacios y neurogenesis.

La palabra compuesta "Neuroarquitectura" tiene dos acepciones actualmente en las ciencias del cerebro.

Por un lado, se refiere a la estructura y organización funcional multinivel (desde moleculas hasta sistemas) del sistema nervioso de los animales (incluido el ser humano), y por el otro, es el estudio de como la edificación, los edificios, la ordenación del espacio físico, el entorno... afecta la experiencia humana.

Existe una Academia de Neurociencia para la Arquitectura (ANFA) cuya misión es encontrar puntos de unión entre la neurociencia y la arquitectura.

Estudiar como los edificios afectan a la repuesta humana y diseñar espacios que cumplan con las necesidades y desos de sus usuarios, desde los trabajadores en sus oficinas cuya producitvidad mejore y se reduzca la fatiga según la disposicion del espacio, la iluminación, los colores; hasta pacientes en los hospitales que puedan recuperarse en funcion de un entorno optimo, personas en sus domicilios que vivan una vida mas saludable o viandantes anónimos en una transitada calle o ciudad del mundo que no se sientan agobiados por el gris del cemento y metal... es la mision de la neuroarquitectura.

La fundamentación científica de esta comunión entre la tradicional arquitectura considerada una de las siete bellas artes y el estudio del cerebro es el trabajo pionero del neurocientífico Fred H. Gage que en 1998 junto con otro colega, Peter Eriksson, anunció mundialmente el descubrimiento de que el cerebro humano es capaz de producir nuevas células nerviosas (neuronas) y que esto se facilita con un entorno estimularmente rico.

Este descubrimiento es de un impacto incalculable y este artículo que comentamos muestra la neurogenesis en el ratón adulto.

Es muy probable que un día de estos Fred H. Gage reciba el Nobel.

El descubrimiento de Gage desmiente el dogma clásico en neurociencia de que el ser humano tiene un número limitado de células desde que nace hasta que muere.

Nacen nuevas celulas en el cerebro adulto durante toda su vida y esto tiene implicaciones pra el aprendizaje continuado a lo largo de la vida, la memoria, y la plasticidad del cerebro mamifero.


En este artículo, Kempermann y colaboradores (incluido como autor senior Fred H. Gage) muestran como la cepa de ratones 129/SvJ criadas durante 40 días en un entorno rico en estimulación social produce nuevas células en una subdivisión del hipocampo (girus dentado) envuelta en la formacion de nuevas memorias.

Utilizando el marcador de proliferación bromodeoxyuridine examinaron histológicamente los cerebros de ratones control alojados en cajas estandar y los ratones de la cepa 129/SvJ criada en un entorno rico.

Estos últimos tenian un numero mayor de células tintadas con el marcador en la zona subgranular del girus dentado lo que prueba como el entorno, el espacio físico, regula la actividad de proliferación celular o neurogenesis.


-----------------------------------------------


ResearchBlogging.orgKempermann G, Brandon EP, & Gage FH (1998). Environmental stimulation of 129/SvJ mice causes increased cell proliferation and neurogenesis in the adult dentate gyrus. Current biology : CB, 8 (16), 939-42 PMID: 9707406

4 comments:

Francisca Velasquez said...

muy interesante gracias por el aporte :)

Anibal Monasterio Astobiza said...

Gracias a ti ;-)

Sonia Villanueva said...

Hola Anibal, soy arquitecta y muy interesada en las neurociencias.

Anibal Monasterio Astobiza said...

Hola Sonia!

creo que existe una conexión muy intima entre el funcionamiento del cerebro, la mente y cómo experimentamos nuestra relación con el diseño de los espacios y edificios. Te animo a seguir interesada en el estudio del cerebro para comprender mejor la arquitectura.

saludos,